Carta al Colegio de Abogados de Oviedo sobre la práctica profesional

A la atención de Don Ignacio Cuesta Areces, Decano del Colegio de Abogados de Oviedo

Estimado decano:

Como decana del Colegio Profesional de Periodistas de Asturias le escribo para compartir unas reflexiones sobre la práctica profesional de nuestras respectivas colegiaciones. No es un hecho nuevo que la información judicial, y también de sucesos, ocupa un importante espacio en los medios de comunicación, lo que obliga a mantener una relación intensa en dos colectivos con una finalidad diferente. Ustedes, como abogados, atienden la defensa de los intereses de sus clientes y los periodistas responden al derecho de la información de la población en general.

Hasta la fecha, la autorregulación de los profesionales de la información ha permitido atender a la necesidad de recabar información sin ningún problema. Sin embargo, en los últimos días hemos sido testigos de comportamientos que despiertan esta reflexión: una abogada responde con aullidos a preguntas de los medios en un acto que aún no sabemos si es una afrenta a los profesionales de las leyes o de la información, o como, unos días después, de manera accidental, esa misma abogada termina sufriendo un pisotón, un hecho por el que le presentamos nuestras disculpas al igual que hizo la periodista que protagonizó ese desagradable momento, rogándole que se las haga llegar a la abogada afectada.

Más allá de estos episodios concretos, considero que deberíamos reflexionar sobre si es necesario establecer algún acuerdo de buenas prácticas entre las partes para terminar con estas desagradables situaciones o si seguimos manteniendo los criterios de autorregulación que hasta la fecha, con la buena voluntad de todas las partes, nos han ofrecido buenos resultados. Puesto que seguirá existiendo información judicial, considero que es una reflexión que ambos colegios profesionales deberíamos realizar.

Muchas gracias por su atención, quedando a su disposición para aclarar cualquier aspecto que considere oportuno.

Atentamente

Lucía Fraga

Decana del Colegio Profesional de Periodistas de Asturias