El Colegio Profesional de Periodistas de Asturias suscribirá con asociaciones gitanas de la comunidad un código de buenas prácticas para abordar noticias relacionadas con este colectivo

El Colegio Profesional de Periodistas de Asturias suscribirá con la Asociación Gitana de Asturias (UNGA) y la Fundación Secretariado Gitano un código de buenas prácticas con la intención de sensibilizar y orientar a los profesionales de la comunidad autónoma a la hora de abordar noticias en que los gitanos sean protagonistas. La propuesta surgió el viernes 30 de octubre en Oviedo, durante el seminario “Creando alianzas entre el movimiento asociativo gitano y los medios de comunicación”, organizado por UNGA, la Fundación Secretariado Gitano, la Plataforma Khetané, el Colegio Profesional de Periodistas de Asturias y la Asociación de la Prensa de Oviedo (APO).

“Es imprescindible conjugar la obligación que tenemos los periodistas de trasladar cualquier suceso, cualquier hecho noticioso que acontece en Asturias, con el rigor y el respeto que merecen todas las minorías étnicas. Todavía es habitual encontrar titulares en los que se incorporan datos que no aportan carga informativa alguna que repercutan en una mejor comprensión de la noticia y que, sin embargo, solo sirven para prejuzgar, discriminar y criminalizar”, señaló la vicedecana del Colegio Profesional de Periodistas y directiva de la APO, Marta Izquierdo. “Informaciones en las que aún se habla de la detención de ‘un hombre, de etnia gitana, arrestado tras una redada contra la droga’, estigmatizan a un colectivo que reivindica su condición de ciudadano y que no se siente reconocido como fuente”, añadió.

La tesorera del Colegio Profesional de Periodistas y vocal de la APO, Idoya Rey, participó en una de las mesas redondas de este seminario para exponer la situación de los medios de comunicación hoy en día, su trabajo y su papel en el actual contexto social.  Rey analizó noticias en las que, bien en su redacción o bien en su posición dentro del periódico o informativos de radio y televisión, terminan minusvalorando el papel de los gitanos en la sociedad.
Las representantes del Colegio Profesional de Periodistas de Asturias y de la Asociación de la Prensa de Oviedo expusieron igualmente las complicaciones a las que se han de enfrentar los informadores a la hora de abordar noticias de sucesos, unas dificultades que vienen marcadas por la precariedad laboral que se vive en parte de las redacciones.